magazine

¿Por qué reabrir el debate científico sobre la existencia de Dios?

Los dos ingenieros franceses que han desatado el último gran fenómeno editorial en Francia traen a España su best seller ‘Dios, la ciencia, las pruebas’ (Funambulista). A la luz de los descubrimientos modernos, espectaculares y sucedidos en tan breve espacio de tiempo, Michel-Yves Bolloré y Olivier Bonnassies vienen para abrirnos una nueva conversación desde el ámbito del conocimiento sobre la idea de un Dios creador y contra un pensamiento materialista que consideran caduco. Dicen que podríamos estar en el albor de una revolución.

Por Maica Rivera 

17 octubre, 2023


Han vendido 250.000 ejemplares en Francia. Desafían con argumentos a quienes no comparten su punto de vista. Pero no insultan, denigran ni cancelan en la puesta en escena internacional de este debate “profundo y significativo en la frontera de nuestra capacidad de comprensión, entre la teoría del conocimiento y la metafísica”, como explica la profesora y prologuista de la edición española de este libro, Elvira Roca Barea. Ella misma, como el propio premio Nobel de Física que se encarga del prefacio de Dios, la ciencia, las pruebas, Robert Woodrow Wilson, se declara agnóstica respetuosa, a la vez que interpelada por estas páginas, como tantos y tantos lectores hasta la fecha (y subiendo el número de interesados).

El materialismo es irracional

Michel-Yves Bolloré y Olivier Bonnassies han llevado a cabo una investigación de más de tres años, basándose en los testimonios de más de una veintena de los más grandes científicos, especialistas e historiadores mundiales, para poner sobre nuestra mesa con vigor renovado la cuestión de la existencia de un Dios creador. Aquí y ahora, cuando la Ciencia ha evolucionado considerablemente en los últimos cien años, éste es un libro necesario, cuando menos como artefacto agitador de interiores y revulsivo del pensamiento único. Se trata de casi seiscientas páginas de lectura apasionante y accesible para todos los públicos, increíblemente fácil y amena. Revelan “las pruebas modernas de la existencia de Dios”, que en ningún caso, matiza Olivier Bonnassies, “son absolutas”. Porque la fe es un paso más, que viene después, “es un acto de adhesión, voluntad y amor”, y, matiza, que ellos trabajan, por tanto, en otro ámbito, es decir, se limitan a “abrir puertas”. A su juicio, no obstante, el triunfo intelectual del materialismo, dominante desde principios del siglo XX, tendría los días contados a la luz de descubrimientos científicos más recientes como los relativos a la expansión del Universo, hasta tal punto que “el materialismo, que nunca fue más que una creencia como otra cualquiera, está en vías de convertirse en una creencia irracional”. Porque “llamamos no creyentes a los ateos, sin embargo, como ateos, hoy tienen que creer una gran cantidad de cosas que no son razonables para defender su posición de cara a afrontar los desafíos complicados que les ponen delante las revoluciones científicas, tales como creer en los multiversos, cuestiones sobre el azar o que el Universo es eterno”.

La Ciencia de Dios

Pero advierte de que hay “un vínculo afectivo” preestablecido con lo que actualmente hemos asumido en esos términos materialistas, y, por tanto, a pesar de las pruebas novedosas en contra, hay una inercia que va a costar vencer” en nuestra sociedad. Creer en un Dios creador no se opone a la Ciencia hoy, más bien todo lo contrario, es lo que nos anuncian. “Ese sentimiento fuerte que experimentamos, y que no es una ilusión, sobre el Bien y el Mal, la moralidad, ya sería en sí mismo una prueba de la existencia de Dios”, reivindica Michel-Yves Bolloré.

En el siglo XXI, creer en un Dios creador, ¿se opone a la Ciencia o más bien lo contrario? Los autores de este libro polémico están seguros de tener la respuesta que mira al futuro pero prefieren invitar a descubrirla por uno mismo en la lectura porque ese, y no otro, sería el camino. 

Olivier Bonnassies es un antiguo alumno de la Escuela Politécnica, graduado del Instituto HEC y del Instituto Católico de París (licencia en teología). Emprendedor, creó varias empresas. No creyente hasta los veinte años, es autor de una veintena de libros y vídeos, así como de algunos espectáculos, guiones, artículos, boletines y sitios web sobre temas a menudo vinculados a la racionalidad de la fe. Michel-Yves Bolloré es ingeniero informático, máster en ciencias y doctor en gestión empresarial por la Universidad Paris Dauphine. De 1981 a 1990 participó con su hermano en la dirección del grupo Bolloré, donde dirigió la rama industrial. En 1990, fundó su propio grupo France-Essor, cuya actividad se centra principalmente en la industria mecánica. Tras el éxito de más de cien conferencias, ambos presentaron oficialmente ayer en España Dios, la ciencia, las pruebas en el Salón de Grados de la Universidad CEU San Pablo de Madrid, por iniciativa de la Fundación Cultural Ángel Herrera Oria, y acompañados por Javier Pérez Castells, Catedrático de Química Orgánica, coordinador del grupo de trabajo en “Ciencia y Fe” y el propio director gerente de la Fundación, Fernando Lostao.


¡Comparte este post!